22 de febrero de 2024
Cuando el río suena...

El “Topo” Ramos no entendió nada: Lo acusan de destrato a una funcionaria provincial

Compartir

El maltrato laboral a las mujeres, lejos de ser un tema que quedó relegado a los años 90 o inicios del 2000, tiene todavía resabios enquistados sobre todo en el poder político.

Una nota de un medio digital salteño vuelve a poner en el tapete, y no por una buena noticia, al “flamante” intendente de Rosario de Lerma el “Topo” Ramos, conocido entre otras cosas por ser un hábil evasor de la justicia, quién según el periódico digital habría faltado el respeto a una funcionaria provincial que se desempeña laboralmente como Secretaria de Fortalecimiento comunitario, la Licenciada Josefina Nallar según se manifiesta en la nota en cuestión.

El hecho puntual hace referencia a que en medio de una reunión entre la funcionaria provincial y colaboradoras de Ramos, el mandatario se habría presentando haciendo reclamos y levantando la voz a sus propias empleadas y a la enviada por el Grand Bourg. La nota completa a la que se hace referencia se transcribe a continuación a fines de que el lector saque sus propias conclusiones:

“GENTE ROTA II: Otro singular episodio de machirulismo se vivió en la municipalidad de Rosario de Lerma donde el recientemente asumido Topo Ramos ninguneó previo maltratar a todas sus colaboradoras a la secretaria de Fortalecimiento Socio Comunitario, Josefina Nallar, quien en vano trataba de darle alguna explicación al testarudo intendente. Al parecer Ramos se molestó por las acciones que realizaba la funcionaria del área social en “su” municipio; si bien las mismas obedecían a un lineamiento sostenido por parte del Gobierno de Gustavo Saénz. Ramos inexplicablemente sacado gritoneó públicamente y por turno a cada una de las integrantes de su propio equipo y a la propia Nallar, quien sostuvo que realiza sus actividades en todos los municipios de la Provincia y en ningún lado recibe semejante nivel de agresión. Analizan mandar a Ramos a la escuelita de verano de Inadi al curso de violencia de género y trato discriminatorio, donde será compañerito de pupitre de un periodista de la zona recientemente condenado por los mismos temas, Tito Cruz. Se ve que hay algo en el agua de la zona del valle…”

El maltrato a nivel laboral es un enemigo muchas veces silencioso, pero del que muchos se cuidan por temor a ser escrachados o denunciados, es una práctica que casi ha desaparecido y está penada pero parece que algunos por su formación o simplemente por creerse impunes la siguen utilizando como modo de demostrar su poder. Simplemente lamentable….