4 de marzo de 2024
PolicialesSalta

Caso Zanchetta: “Era muy selectivo, elegía a los de buen porte y al resto los discriminaba”

Compartir

Ayer finalizó la cuarta audiencia del juicio que se sigue contra el exobispo de Orán Gustavo Oscar Zanchetta, acusado del delito de abuso sexual simple continuado agravado por ser ministro de culto religioso en contra dos exseminaristas. Esta vez declararon nueve testigos entre ellos una psicóloga del poder judicial, otros ex seminaristas y un chófer que ratificaron testimonios de las jornadas anteriores.

Entre los testimonios más destacados de la cuarta jornada llamó la atención los actos discriminatorios que Zanchetta ejercía en contra de algunos jóvenes del seminario. Otro ex seminarista describió a Zanchetta como una persona muy selectiva, que elegía a los de “buen porte” y al resto los discriminaba hasta los “humillaba”. Relató que en una ocasión a un compañero le trajo de regalo desde Roma un “alba de monaguillo”, mientras que a él y a otro les trajo una cruz chiquita de yeso y les dijo que “eso era lo que valían”.

Luego agregó que invitaba a los seminaristas de “buen porte” para que que le hagan masajes, mientras que a otro compañero lo discriminaba por “ser gordo y morocho”.

El último testimonio del día coincidió con que Zanchetta ratificó los masajes, abrazos, besos en el cuello y el entorno selectivo de los elegidos por el obispo. Destacó que otros compañeros eran discriminados por gordos o por su rostro y agregó que si alguien estaba en contra de Zanchetta se iba del seminario.