19 de mayo de 2024
Uncategorized

Marruecos: cavan los últimos metros para llegar a Rayan

Compartir

Lanzados a una carrera contrarreloj cada vez más desesperada, los socorristas marroquíes seguían trabajando en las primeras horas de este sábado para salvar al pequeño Rayan, un niño de cinco años que cayó en un pozo cinco días atrás y cuya suerte tiene en vilo a buena parte del mundo.

Los dos últimos metros de excavación para alcanzar al nene en el fondo de un pozo de 32 metros de profundidad son los más difíciles, por los riesgos de desmoronamiento, por lo que los trabajos de perforación avanzaban muy lentamente. Todo ocurre en una aldea cercana a la localidad de Bab Berred, en una región pobre del norte de Marruecos.

Si bien no se ha filtrado ninguna información sobre la suerte del pequeño Rayan, a medida que pasan las horas se instala la duda sobre las posibilidades de hallarlo con vida.

Según las autoridades locales, los rescatistas —entre ellos ingenieros y topógrafos— cavan un túnel horizontal de tres metros, mientras los equipos técnicos se encargan de garantizar la seguridad del perímetro.

Los rescatistas trabajaron en condiciones difíciles estas últimas horas, ayudados por potentes reflectores, lo que da un marco lúgubre al lugar de la tragedia, según periodistas de la agencia AFP.