21 de junio de 2024
Salta

Orán marcha nuevamente contra la violencia obstétrica, los casos se han multiplicado en el norte provincial

Compartir

Con el fin de decirle basta a la violencia obstétrica tras los últimos hechos ocurridos en el hospital San Vicente de Paul, varios de ellos denunciados, vecinas de Orán convocan este sábado 22, a través de redes, a una segunda marcha “por los que no tuvieron voz”.

Esta es la segunda marcha que se realiza contra el Hospital, en diciembre un grupo de madres junto a Micaela  Hernández, víctima reciente de violencia obstétrica y la muerte  de su beba  había realizado una multitudinaria marcha, reclamando por la violencia obstétrica sufrida en el mismo hospital.

A raíz del  desgarrador  testimonio de Micaela por lo sucedido en el área de tocoginecología aparecieron una catarata de testimonios similares por lo que decidieron convocar a esta marcha.

familiares de Aldana Quico

Además en los últimos días la Justicia salteña inició una investigación para determinar si hubo mala praxis en la atención a dos parturientas en el hospital de la ciudad de San Ramón de la Nueva Orán, donde mujeres presentaron denuncias penales y la Fiscalía detectó otro caso similar por el deceso de un bebé tras las maniobras obstétricas.

Fiscalía penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán inició las averiguaciones preliminares ante tres casos ocurridos en el hospital San Vicente de Paúl, donde fallecieron los bebés.

La intervención se inició debido a que tres mujeres gestantes, una de ellas menor de edad, con embarazos a término, denunciaron la muerte de sus hijos por supuesta mala praxis en ese hospital que está a 280 kilómetros al norte de la capital salteña.

En el primer hecho, ocurrido los primeros días de diciembre último, la madre denunció que por supuesta mala praxis, su niño nació sin vida, mientras que el segundo caso, que se registró a mediados de diciembre, la intervención fiscal fue de oficio, a partir de una noticia criminis, puesto que la damnificada no realizó denuncia policial alguna.

La madre denunció públicamente que, luego de dar a luz, su niña habría sufrido complicaciones derivadas de la mala praxis durante el nacimiento, por lo que estuvo internada durante unas horas y falleció.

La joven Aldana Quico de 18 años, de la Comunidad Wichi La Puntana, esperó más de 12 horas con su bebé muerto en el vientre y falleció a causa de una infección generalizada en el hospital Juan Domingo Perón de  Tartagal.

El tercer caso se registró el pasado 5 de enero cuando familiares hicieron denuncias públicas a través de las redes sociales luego que una menor de 16 años fuera a dar a luz un bebé a término, sin embargo por supuesta negligencia nació sin vida. La denuncia expresa que se presentó en el nosocomio a las 21 horas del día 4 de enero con 5 de dilatación, la volvieron a casa hasta las 23 cuando fue internada, sin embargo no recibió la debida atención. A las 10 de la mañana del otro día nació por parto normal una bebé muerta.

En los primeros 13 días de este mes de diciembre hubo al menos seis situaciones médicas de embarazos a término, recién nacidos y criaturas de hasta 5 años que terminaron fallecidas en los departamentos Rivadavia, Orán y San Martín, justo los tres que están incluidos en la emergencia sanitaria promulgada por la provincia a raíz de la muerte de niños y niñas de comunidades originarias por causas evitables.