13 de abril de 2024
PolicialesSalta

Robaron el celular del Vicegobernador de Salta Antonio Marocco

Compartir

El funcionario relató que fue víctima de la inseguridad mientras cenaba con amigos y destacó que en Salta se arbitran los medios para optimizar la seguridad y agradeció la preocupación de los medios por el tema.

“Yo estaba fuera de mis funciones y estaba en una conversación de amigos. Habíamos recibido una invitación de un nuevo restaurante y fuimos. Conversábamos cinco personas en la mesa y yo estaba casi contra el pilar de una pérgola. Fue entonces cuando alguien salió alguien que estaba a pocos metros de la vereda y ninguno de los cinco en la mesa se dio cuenta”, relató el alto funcionario de Salta en diálogo con el medio nacional Infobae.

Luego agregó: “Una mujer gritó desde atrás: ‘¡Se llevan el celular!’ Yo miré y dije: ¿El celular de quién? Y era el mío”. En esta línea, aclaró que no se trató de una situación violenta y que al instante realizó la denuncia al 911. “Quiero aclarar que yo estaba ahí como ciudadano. No cumplía ningún tipo de función. Estaba sin custodia, como acostumbro a hacer mis cosas. El mundo oficial es uno y mi vida privada es otra, por supuesto cuidando las formas y los detalles”, remarcó.

“Es doloroso que te saquen las cosas así de esa forma. Sentí impotencia y el dolor, no por el dolor de las cosas, sino por el contenido”, indicó Antonio Marocco. Pese a estar fuera de sus funciones, afirmó que su celular cuenta con información sensible. “Tengo grupos con senadores, con periodistas, con el Parlamento del NOA. Hay una comunicación institucional desde esa perspectiva. Hay información, evidentemente”, lamentó.

Por otro lado, el funcionario reconoció que “estamos en tiempos difíciles” en materia de inseguiridad, no solo para la provincia, sino también en todo el país. “Duele y cuesta creer que te pase. Uno se pregunta por qué a mí. No estoy ajeno a lo que les pasa a los ciudadanos de mi provincia ni de mi ciudad. Así como me ha dolido a mí, les duele a todos los ciudadanos”, consideró y descartó que se trate de un robo por su condición de político.

“Yo soy un ciudadano común con responsabilidades importantes. Eso lo tengo absolutamente claro y es la forma con la que me manejo en mi vida. Vivo en una calle céntrica y hago mi trabajo como corresponde. La verdad esta cosa que me tocó vivir sé que la viven muchos salteños, muchos argentinos y es doloroso. Somos víctimas de situaciones que uno no las provoca”, concluyó Antonio Marocco y aclaró que habló sobre el tema con el gobernador local, Gustavo Sáenz.