13 de abril de 2024
Sociedad

Abandonaron a un bebé en una iglesia de Rosario durante una misa

Compartir

Durante la misa del Jueves Santo en la parroquia Inmaculada Concepción del barrio Pichincha, Rosario, una escena conmocionó a los presentes: una mujer ingresó llorando a la iglesia, dejó a su bebé recién nacido envuelto en una manta junto con sus documentos y se retiró del lugar.

El sacerdote, Víctor Pratti, expresó su conmoción ante el hecho: “Fue conmovedor y me conmuevo otra vez tanto por el bebé como por la mamá, no puedo dejar de pensar en qué la llevó a tomar esa decisión, qué situación de violencia o pobreza la llevó hasta ahí”.

El bebé, que se encontraba en buen estado y bien vestido, fue asistido en la parroquia y luego trasladado al Hospital Provincial del Centenario, donde se cree que había nacido 48 horas antes.

Pratti relató que varios feligreses vieron a una joven dando vueltas con el bebé en brazos minutos antes de la misa, pero nadie preguntó nada debido a la conmoción propia de la Semana Santa. Fue durante la ceremonia que una mujer detectó al bebé abandonado en el atrio de la iglesia, lo que llevó a llamar a la Policía.

El sacerdote decidió bautizar al niño y dejó el papelito del bautismo entre sus pertenencias, deseando que “ojalá vuelva su mamá”. A pesar del abandono, destacó que el bebé estaba bien cuidado y hasta una mujer policía que está amamantando le dio el pecho.