20 de febrero de 2024
Salta

Cerca de 130 docentes salteños podría ser cesanteados por no asistir a clases desde julio del año pasado

Compartir

El Gobierno de la provincia gastó más de $300 millones en sueldos de docentes que no volvieron a trabajar después del paro de 2023, por esta razón es que el Ministerio de Educación abrió sumarios a estos trabajadores, acción que puede terminar en la cesantía.

Al respecto de esta situación el secretario de Administración del Ministerio de Educación, Eduardo Costello, comentó que: “nos llamó la atención una serie de situaciones puntuales de docentes que mantenían una medida de fuerza, hicimos el cruce (de datos) para saber la situación de estos trabajadores y, ante el informe de la Dirección de Personal, resultó que 127 docentes estaban desde julio sin prestar tareas”.

En este punto cuantificó que “hay docentes que vienen con 11 días de inasistencia injustificada, hasta 157”, por tanto pidieron informes a la Secretaría de Trabajo para determinar si los mismos tenían algún tipo de tutela sindical, pero les informaron que no y se confirmaba que eran faltas injustificadas.

Como medida, se instruyó sumario para permitir alguna justificación a los maestros en falta; en caso que no puedan dar un argumento que respalde el porqué del faltante a sus puestos, “corresponde la cesantía por abandono de trabajo, el estatuto es claro, más de 10 días de inasistencia injustificada corresponde la cesantía”, aclaró Costello.