13 de abril de 2024
Policiales

Crimen del remisero: lo mataron a puñaladas para utilizar su auto “quizás para trasladar droga”

Compartir

Tras la autopsia del cuerpo de Luis María Quesada (58), remisero de Pichanal, Salta, desaparecido en Jujuy y encontrado sin vida en Caimancito, se reveló que presentaba siete puñaladas en tórax y cuello, además de heridas defensivas en las manos. Las grabaciones de seguridad son reveladoras, mostrando la indumentaria y fisonomía de los sospechosos, datos que se cotejan con cámaras de terminales y localidades cercanas al ramal jujeño. Se sabe que Quesada, al dirigirse a otras localidades, solía llevar pasajeros conocidos.

La noche del suceso, tras la retirada de sus colegas, Quesada quedó solo en la parada. Cerca de las 22:00, se le aproximaron dos hombres: uno alto, delgado, barbado con un tatuaje de cruz, y el otro, bajo y delgado, con capucha. Pidieron ser trasladados a Perico, Jujuy. A pesar de sus reservas por viajar con desconocidos, Quesada aceptó por necesidad económica, tras dos días sin ingresos.

Los investigadores dan cuenta que los hombres adelantaron 30 mil pesos, prometiendo el resto al llegar. Tras pasar por una estación de servicio, iniciaron el viaje. Las grabaciones de seguridad aportan pruebas cruciales, y se sospecha que los individuos buscados podrían ser narcotraficantes huyendo de controles policiales o involucrados en algún otro delito cometido en la zona. En la región norte, incidentes de esta índole se están volviendo más frecuentes debido a la actividad del narcotráfico. Pero este caso, pone de relieve como se trasladan de un lado al otro.