20 de febrero de 2024
Salta

Crisis en el Hospital San Bernardo: suspenden cirugías y recortan servicios

Compartir

El Hospital San Bernardo, uno de los principales centros de salud de la provincia de Salta, atraviesa tomó algunas medidas drásticas para reducir sus gastos. Entre ellas, se destaca la suspensión de las cirugías programadas que no sean urgentes, la limitación de los exámenes complementarios y la entrega de medicamentos a los pacientes ambulatorios.

La situación fue comunicada ayer a través de un comunicado interno que se difundió entre los trabajadores del nosocomio. El documento fue elaborado por el Comité de Emergencia Económica, que se reunió días atrás para analizar la realidad financiera del hospital y determinar los ajustes necesarios.

Según el comunicado, el hospital enfrenta una falta de insumos y recursos que compromete su funcionamiento normal. Por eso, se decidió suspender las cirugías programadas que no sean prioritarias, hasta nuevo aviso. Otra de las medidas adoptadas es la restricción de los exámenes complementarios, como radiografías, ecografías o análisis de sangre, a los pacientes que no tengan historia clínica en el hospital ni el registro de la atención donde se solicitó la práctica. Esto implica que los pacientes que vengan derivados de otros centros de salud no podrán acceder a estos estudios en el San Bernardo.

Asimismo, se reducirá la atención de turnos programados en los consultorios externos, lo que afectará a los pacientes que requieren una consulta médica periódica o de seguimiento. También se estableció que la farmacia central del hospital no entregará medicación de patologías crónicas, como diabetes, hipertensión o asma, a los pacientes ambulatorios. Estos deberán presentar la receta en el centro de salud correspondiente a su domicilio o en la gestión de pacientes del Ministerio de Salud Pública.

Por último, se anunció que se generará un instructivo de uso del sistema para la visualización de los resultados de las determinaciones de laboratorio para los profesionales médicos, con el fin de evitar reiteraciones en las solicitudes de análisis. Según el comunicado, actualmente se repiten pedidos de análisis constantemente, lo que genera pérdida de eficiencia operativa y mayores costos.