13 de abril de 2024
Uncategorized

Familias salteñas piden para que no se use pirotecnia sonora

Compartir

En las fiestas, personas con TEA, implantes cocleares en el oído y veteranos de guerra de Malvinas sufren por las bombas de estruendo y petardos. Más luces, menos ruido”, es la campaña que llevan adelante diversos sectores de la sociedad salteña y que tiene como objetivo difundir la ordenanza municipal 15.546 que establece que la venta y uso de pirotecnia sonora está prohibida en la ciudad. Se promueve el uso de pirotecnia luminosa y es a nivel nacional.

Familias de personas con TEA, autismo, discapacidad, grupos de proteccionistas de animales y la Municipalidad de Salta impulsan la iniciativa que se implementa cada año para la época de las fiestas.

Luis González, referente del grupo TGD padres TEA Salta, que nuclea a unas 400 familias en toda la provincia, explicó que no solo los niños, adolescentes y adultos con el trastorno sufren por petardos, rompeportones, bombas de estruendo, morteros y otros artefactos de alto impacto sonoro, sino también personas con implantes cocleares en el oído, bebés y adultos mayores.

Añadió que las personas con trastorno del espectro autista que no tienen lenguaje pueden llegar a autolesionarse, sufrir crisis de llanto durante 45 minutos o una hora, escapismo, ataques de pánico y taquicardia. “No es que les molesten las bombas o petardos, sino que les causan daño”, sostuvo González.

Deja una respuesta