20 de febrero de 2024
Salta

Indignación por el cierre del refugio municipal

Compartir

El refugio municipal para personas en situación de calle que funcionaba en la calle Buenos Aires 930 cerró sus puertas, dejando a más de 30 personas sin asistencia alimentaria, sanitaria y social. El espacio se había abierto durante la pandemia y se había mantenido ante el aumento de esta problemática en la ciudad.

El refugio ofrecía a las personas en situación de calle la posibilidad de bañarse, dormir y recibir atención interdisciplinaria de profesionales, como psicólogos y asistentes sociales, con el objetivo de acompañarlos en su reinserción social, si así lo deseaban. Además, les brindaba desayuno, almuerzo y cena, y les proveía de ropa de abrigo y elementos de higiene.

Cerrar el único refugio que ni siquiera cubría el 10% de la cantidad de gente que ya se encuentra en situación de indigencia, me parece tremendo. Cerrar el único lugar para personas en situación de calle es deshumanizarnos más. Los están dejando completamente a la intemperie. Esto es dejar de ocuparse de una problemática social profunda”, expresó una de las voluntarias que asiste a esta población a El Tribuno. 

Según el último censo, realizado en 2020, hay más de 200 personas en situación de calle en la capital salteña, una cifra que se incrementó en los últimos años por la crisis económica y social. Ante esta realidad, las organizaciones de voluntarios reclaman al municipio que reabra el refugio o que brinde una alternativa para asistir a estas personas que sufren la exclusión y la falta de oportunidades.