20 de mayo de 2024
Cuando el río suena...Salta

Javier Wayar intendente de La Merced, significa problemas

Compartir

El intendente de La Merced es sinónimo de escándalos y denuncias ante la justicia por supuestos desmanejos financieros en su comuna. Llegó de la mano del sector de Olmedo, pero luego se cambió de bando apenas asumió. Javier Wayar, es su nombre y está en el ojo de la tormenta política. Desde el Gran Bourg hay varios que le soltaron la mano. Wayar por esta parte de la provincia significa problemas.

Tiene un tracalada de denuncias. Hace pocos días recibió una nueva presentación penal en la justicia salteña. Ahora por ocultar información y avanzar con la privatización de los festejos de Carnaval en esa localidad salteña. Wayar ya tiene una imputación de la fiscala penal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas Odorisio, por retención indebida, incumplimiento de los deberes de funcionario público, en dos hechos, y peculado. En uno de ellos se lo acusa de haber sobre girado dinero a tres concejales de la antigua gestión, que también fueron imputados.

También al intendente de La Merced, presentó un presupuesto por $17 millones para la construcción de una nueva escultura del Cristo de la Hermandad, sin especificar de donde provendrían los fondos. El Concejo Deliberante rechazó la ejecución de la obra, pero de igual manera se la está llevando adelante. El expresidente del cuerpo Santiago Huerga lo denunció. 

Tiene tantas mañas como cuestiones irregulares. Javier Wayar sumó a toda su familia a su gabinete. Su exmujer, su papá, su actual pareja y hasta su hermana, una abogada que luego de darse a conocer sus vínculos con Milagro Sala renunció a ser asesora de la comuna que dirige su hermano.