23 de abril de 2024
Nacionales

La ola de Ómicron podría terminar a finales de enero

Compartir

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo ayer que la Argentina tiene un “aumento exponencial y explosivo en los casos” de COVID, pero señaló que Ómicron es una variante “diferente a las anteriores dado que tiene un período de incubación más corto”, por lo que espera “que empiecen a bajar más rápido” los contagios, además el indice de letalidad de la variante es del 1%.

“Hay un cambio de paradigma porque estamos frente a otra epidemia, otro virus, una variante que es muy diferente a las anteriores. Es un desafío comunicar estos cambios tan dinámicos y grandes” comentó agregó.

En ese sentido señaló “Pensar que hasta hace un mes estábamos estimulando el testeo y ahora estamos diciendo que no hace falta que se testee todo el mundo pero todos esos puntos tienen una explicación”, continuó Vizzotti.

La ministra aseguró que la Argentina, como ocurre a nivel mundial, tiene un “aumento exponencial y explosivo en los casos”, pero que la variante Ómicron tiene un “período de incubación más corto y por eso podemos esperar que empiecen a bajar más rápido los casos”.

Y agregó: “También las personas vacunadas transmiten el virus durante menos tiempo. Esos dos factores -gracias a la vacunación- nos generan la expectativa de que en esta ola así como aumentó exponencialmente, el descenso sea más rápido que en veces anteriores”.

Para Vizzotti no se puede “decir nada definitivo pero es una buena señal”. La funcionaria señaló que en “casi todas las jurisdicciones está aumentando con la misma lógica” y confirmó que “Ómicron está siendo predominante muy rápido en la Argentina“.