20 de febrero de 2024
DeportesSalta

Salta Basket continúa de buena rancha y venció a Independiente de Santiago

Compartir

Se trata del tercero al hilo en el 2024 para Salta Basket, que ahora afrontará la primera gira del nuevo año donde enfrentará a Villa San Martín (Chaco), Echagüe (Paraná, Entre Ríos) y Colón (Santa Fe).

Los dirigidos por Ricardo De Cecco se quedaron con el  primer chico 21-15. Buenos pasajes del capitán, Arias Binda, Torino, Gallardo y Díaz Müller, a los que se sumó desde el banco de relevos el juvenil oriundo de Bahía Blanca, Gattari.

Como lo viene haciendo, el DT salteño movió el banquillo para rotar a sus jugadores buscando sacar lo mejor de ellos y administrar el aire en una competencia tan exigente como la segunda división del básquet argentino. Promediando la mitad del segundo cuarto, el público aplaudió y festejó una linda jugada entre el salteño Colo Farah y el riojano Lucas Gallardo. El primero robó el balón en defensa y salió de contra para descargar y jugar con su compañero, el de La Rioja clavó la americana para desatar la explosión de los salteños.

En esa primera mitad, el rojo de Santiago del Estero estuvo muy errático en sus lanzamientos, con un 40% en tiros de dos y apenas 11% en los de tres (1/11). Sin embargo, el partido estaba en “pañales” y los dirigidos por el tucumano De Zan, exSalta Basket, lo sabían.

Volviendo a la acción de La Liga Argentina, asediados por las circunstancias y la necesidad de frenar al oponente, Independiente fue más exigente en el penúltimo período y presentó batalla. Presión alta por momentos pero sobre todo tratar de fajarse con los hombres con gol en Salta, fue lo que expuso el diablo santiagueño en esa parte del juego.

Asumieron más protagonismo en ofensiva: Máximo Vélez, Lisandro Gómez y Fernando Castillo. Sin embargo, Los Infernales no se dejaron intimidar y siguieron con su plan de juego donde se volvió a destacar la dinámica de un equipo que cada vez corre mejor el rectángulo y cuando no lo hace, sabe esperar para encontrar al mejor hombre posicionado.

El desafío en este tercer partido del año para Salta era mantener la calma en el último cuarto y no dejar que el rival pusiera en peligro el inminente triunfo. A pesar de que los de De Zan se acercaron a seis puntos a falta de un minuto para el final, los de De Cecco supieron controlar la presión y cerrar victoriosos el encuentro.