13 de junio de 2024
Cuando el río suena...Salta

Salta, la provincia olvidada por Nación: las obras que necesita y no tiene

Compartir

La falta de inversión y compromiso del gobierno nacional con las provincias productoras de hidrocarburos ha generado un clima de tensión y reclamo entre los gobernadores. Las obras de infraestructura que prometieron y que son vitales para el desarrollo y la competitividad de estas regiones siguen sin terminarse por la escasez de fondos. El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, explicó en los medios porteños que su provincia es una de las más perjudicadas por este abandono y que se siente “limitada” por la Nación.

Sáenz se refirió especialmente a las obras nacionales en su territorio que están paralizadas, como el Paso de Sico, que conectaría a Salta con el Puerto de Mejillones, en Chile, y que facilitaría la exportación de la soja que se produce en la zona. Según explicó, las aguas chilenas son más profundas y permiten una mayor carga, mientras que el tramo argentino del paso sigue sin pavimentar, pese a que había un acuerdo con Chile que se incumplió. Esto obliga a los productores a trasladar su mercadería hasta Rosario, con el consiguiente aumento de los costos y la pérdida de rentabilidad.

“Estos cuatro años han sido muy duros, pero hemos logrado hacer muchas obras que eran necesarias y urgentes, y que responden a las demandas del norte. Que se hayan frenado las obras me provoca tristeza, indignación y bronca”, expresó el gobernador.

También mencionó la obra de la Ruta Nacional 51, que se licitó durante el gobierno de Cristina Kirchner, pero que nunca se concretó. “Después empezamos a gestionar y nos costó mucho porque eran obras que ya estaban presupuestadas. Creo que también depende de la capacidad de cada gobernador y de su relación con el gobierno central”, concluyó Sáenz.