18 de abril de 2024
Cuando el río suena...Salta

Un fallo de la Justicia salteña obliga al Gobierno Provincial a mejorar el acceso a la salud de los niños wichi

Compartir

Otra vez las comunidades originarias salteñas están en la mira luego de la muerte de una niña wichi en el norte de la provincia. El lamentable episodio puso nuevamente en evidencia muchos aspectos sociosanitarios que aquejan a las comunidades por años y que merecen ser atendidas urgentemente.

En esta oportunidad el juez del Tribunal de Impugnación de Salta, Eduardo Barrionuevo, concedió una medida cautelar solicitada por la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), organización integrante del colectivo “Infancia en Deuda”, y la comunidad indígena Comisión Directiva Wichi Misión La Loma; y que establece la creación de una red de apoyo sanitario, intercultural e interinstitucional para pueblos originarios. Todo ello deviene de un amparo presentado por la falta de aplicación y reglamentación de la ley provincial N° 7856, sancionada en noviembre del año 2014 y que ni aún siquiera está reglamentada.

“Este fallo es sobre la medida cautelar y no sobre el fondo, que pedía la aplicación y reglamentación de la ley. Por cuestiones de competencia, el Juez decidió elevarlo a la Corte de Salta que es la que deberá resolver esa cuestión de fondo” señaló a Infobae Martín Plaza, abogado del Programa de Derecho Social de la Niñez de ACIJ y que forma parte de colectivo Infancia en Deuda. “Desde el Colectivo, de forma cautelar habíamos pedido que hasta tanto se resolviera la reglamentación y el debido proceso de participación y consulta se designe facilitadores culturales en los departamentos de Orán, Rivadavia, San Martín, donde se declaró la emergencia sociosanitaria y también en Salta Capital” agregó.

Con este fallo el Gobierno Provincial y sobre todo el Ministerio de Salud Pública debe designar facilitadores interculturales en los hospitales de los departamentos declarados en emergencia sociosanitaria, o sea integrantes de las comunidades que formen parte del personal de salud. Los facilitadores tendrán el objetivo de acompañar y representar a los menores wichis y sus familias para mejorar las condiciones de acceso a la salud desde el paradigma de la interculturalidad. De igual modo, la medida cautelar colaborará con la incorporación de las comunidades y pueblos indígenas en la planificación de la política pública sanitaria.

Otro de los puntos importantes de la sentencia es que se disponga el establecimiento de albergues de tránsito para los pacientes y las familias indígenas que deban ser trasladadas por motivos de salud. “Los albergues institucionales de tránsito tienen la finalidad de brindar hospedaje, manutención y acompañamiento integral al paciente originario y su familia, mientras sea necesaria su permanencia por motivos vinculados a su atención de salud, ya que las deficiencias estructurales de su lugar de residencia, el traslado hospitalario es una realidad cotidiana”, señalaron desde Infancia en Deuda.

“Creemos que esta medida cautelar puede ser un punto de partida también para que se garanticen de forma efectiva los derechos vinculados con el acceso a la salud por parte de las comunidades indígena y en particular de los niños y niñas de estas comunidades”, opinó Plaza.

En la provincia de Salta residen aproximadamente 500 comunidades indígenas que pertenecen a más de 14 pueblos originarios y que viven en condiciones de pobreza estructural y discriminación, con fuertes restricciones en el acceso al sistema de salud y a servicios básicos como el agua potable. La situación es especialmente preocupante para los menores que residen en Rivadavia, Orán y San Martín, ubicados en el norte de la provincia.