4 de marzo de 2024
Salta

Vecinos cansados de tantos anegamientos en La Silleta

Compartir

Las denuncias son por la falta de mantenimiento, control y cuidado del arroyo que cruza la ruta nacional 51 sin puente ni cuidado alguno. Su cauce descongestiona las aguas de las tierras de los productores y de las fincas tabacaleras de la zona. Es como un gran embudo cuyo cuello está ubicado en La Silleta. Consecuencia es que el agua se libera como un gran demonio que supera todo límite e ingresa al pueblo por su calle principal y deja a todos annegados. Cuando eso sucede no se puede entrar ni salir del pueblo y eso es un problema porque ni las ambulancias pueden circular en caso de alguna emergencia.

La ruta nacional 51 se convierte en una enorme pileta de agua, piedras y todo tipo de escombros cuando llueve a la altura de la localidad de La Silleta. No sólo son las condiciones climáticas de esta temporada de lluvias, sino que es un problema histórico por la ausencia de controles 

Estamos hablando de no menos de 4 km que recorre la ruta internacional. Unos 2 km al este más otros 2 km al oeste de la localidad vallista. Entre Salta y La Silleta la frase común de escuchar es: “llueven dos gotas y se inunda”. En la zona donde se ubica la casa de una de las mejores empanaderas de Salta el paso de vehículos, de todos los tamaños, se hace imposible con solo un chaparrón. Ni los camiones mineros puede pasar a la Puna salteña.

Más afectados

Se debe decir que no sólo son los 15 vecinos de La Silleta sino que son todas las familias de la zona de Potrero de Linares y de Uriburu las que quedan aisladas. También hay un parque educativo y un hogar donde alojan a personas con problemas de adicciones las que se quedan aisladas por la falta de mantemiento en todos los arroyos de la zona.